17th century findings in New York City

Last week, Andrew Agha and Nicole Isenbarger were in New York City to present at a conference at The Brooklyn Museum, and while visiting the museum they noticed some useful information for our research of the 17th century and Lord Ashley.

Last summer we recovered a fragment of 17th c. tableglass that looked very similar to ones Lord Ashley 17th c. Tableglassmade by the British firm of Measley and Greene between 1665 and 1675, which we included in our blog:

http://lordashleysite.wordpress.com/2013/06/18/another-day-in-the-trenches/

The Brooklyn Museum has additional 17th century examples of tableglass on display that also have a similar stem shape. These examples further show the popularity of this vessel form during the 17th century.

British Tableglass c.1685 from the collections of The Brooklyn Museum

British Tableglass c.1685 from the collections of The Brooklyn Museum

British drinking vessel, c.1685 from the collections of The Brooklyn Museum

British drinking vessel, c.1685 from the collections of The Brooklyn Museum

Covered Goblet c.1685 from the collections at The Brooklyn Museum

Covered Goblet c.1685 from the collections at The Brooklyn Museum

c. 1675 Kitchen at the Jan Martense Schenck House, Brooklyn, NY at The Brooklyn Museum

c. 1675 Kitchen at the Jan Martense Schenck House, Brooklyn, NY at The Brooklyn Museum

We also saw their exhibits on early architecture and culture where they take the actual materials from historic structures and re-create entire rooms for you to see including floorboards, walls, ceilings, furniture, and the material culture. The exterior of the exhibit mimics the exterior of the houses and you get to peer in through windows and doorways to see what a home of that time period looked like. One of the homes on display was from the Jan Martense Schenck Home, a c.1675 Dutch home in Brooklyn, NY. Displays like this help place the material culture we recover in their historical setting. During the 17th century the North Room was used as both the best room and the master bedchamber. Notice that the bed is placed along the back wall near the fireplace to provide added warmth (photo below).

Great room exhibit from the Jan Martense Schenck House c.1675 Brooklyn, NY at The Brooklyn Museum

Great room exhibit from the Jan Martense Schenck House c.1675 Brooklyn, NY at The Brooklyn Museum

We had a wonderful visit to New York City and unexpectedly learned more about the seventeenth century! Information like this helps us enrich our understanding of the lives of the people who lived and worked at the Lord Ashley Site.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | Leave a comment

Lord Ashley Archaeology At Charles Town Landing this Saturday!

 

 

 

Image

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Sorry for the Confusion!

Folks — So sorry for the confusion!  We were trying to add some Spanish translations to an additional page on the Lord Ashley blog – but unfortunately – we added the translations on top of the English language posts on the Home page.  The English posts are still there– just buried a bit.  We will be re-orienting everything in the next couple of days! 

Posted in Uncategorized | 1 Comment

29 de Junio de 2013

Que temporada de campo!!! Gracias por todo el apoyo!

Publicado el 29 de Junio de 2013 por Andrew Agha / Traducido por Lia Farina Kerlin

Hola a todos los que nos siguen y leen! Cerramos bastante fácilmente ayer gracias a todo el duro trabajo de los estudiantes el jueves. Hemos estado luchando contra la lluvia, como la mayoría de ustedes sabe (y si usted vive en la zona, la está batallando prácticamente en todas partes), y cuando nos enfrentamos a la posibilidad de lluvias muy fuertes, la planificación en el campo se vuelve extremadamente importante en el cierre de un proyecto. Debido a que estábamos a tanta profundidad en la zanja del foso, temíamos el colapso de las paredes debido a las fuertes lluvias y los suelos empapados.

Estábamos sopesando sobre lo que los dos últimos días nos traerían, y qué tareas aún se necesitaban llevar a cabo para terminar toda la documentación del sitio. Quedaba realmente una muy importante tarea por realizar: la limpieza de las paredes de la zanja del foso para que pudiéramos ver todas las capas de arcilla, limo, marga y arena, tomar fotografías y dibujar todo en un mapa. Sin un mapa y fotos, nadie habría podido estudiar el foso y cómo fue rellenado en el tiempo. Saber esto es extremadamente importante para nuestra comprensión de cómo la gente de St. Giles manejaba el foso, lo utilizaba para tirar basura, limpiándolo de vez en cuando para mantenerlo suficientemente profundo y defensivo, y la forma en que fue utilizado durante la fase de abandono del sitio.

¿Acaso empujaron la empalizada dentro de él y otras partes de los edificios cuando limpiaron la propiedad para venderla? ¿Habrán terminado en la zanja un montón de basura y desechos? Buscar los tipos de artefactos en relación con las capas de tierra nos ayuda a encontrar respuestas a estas preguntas.

Los estudiantes trabajaron duro y consiguieron limpiar perfectamente las paredes de la zanja de 9 metros de longitud, las fotos salieron muy bien y salimos del sitio bastante tarde. Recuerdo trabajar como voluntario hace años para recuperar artefactos importantes y documentar características por el bien de la ciencia, terminando el trabajo acercando el coche para trabajar con los faros a medida que hacía de noche. No tuvimos que hacerlo esta vez!

Ayer los estudiantes hicieron excelentes mapas de las paredes, capturando la totalidad de las deposiciones del suelo dentro del foso. Todas las unidades fueron rellenadas. Todo el equipo fue limpiado y transportado de vuelta al Charleston Museum y el College of Charleston.

Gracias a ambas entidades por permitirnos utilizar sus equipos!

Esta última semana hemos tenido algunos descubrimientos importantes. Además de haber encontrado la cuarta y última esquina del edificio (todavía no quiero llamarlo una “casa”, hasta que haya tenido la oportunidad de digerir los artefactos encontrados en y alrededor de ella) definida por pilares de ladrillo y la chimenea que se encontró en el 2009, se encontró evidencia de los muros norte, oeste y sur del edificio, definido por una posible bodega encontrada en el 2011. Durante la escuela de campo pasada encontramos la zanja de una pared en el lado norte del borde de la bodega, pero no tuvimos tiempo para encontrar otras partes de la misma, o una esquina. Este año, Nicole Isenbarger trabajó diligentemente en una unidad junto a la zanja de la pared, con la esperanza de encontrar más de ella y para ver si doblada hacia el sur. Y efectivamente identificó, no sólo los mismos elementos del 2011, sino también otra pared con agujeros de postes que crea la esquina noroeste del edificio! Ahora ya hemos logrado identificar exitosamente a dos edificios! No sólo nos encontramos esta esquina, sino que también los estudiantes de Jon Marcoux han encontrado un lado sur claramente definido de la bodega, y con otra unidad al sur de ésta, encontramos una zanja de pared que define la pared sur del edificio. La muestra de la bodega indica posibles pruebas de un incendio debido a restos de carbón encontrados, ¿tal vez el incendio del edificio encima de la bodega? Voy a estar trabajando para resolver esto en el próximo año, así que estén atentos!

Los estudiantes del College of Charleston también encontraron el borde interior del foso que analizamos en la parte norte del sitio. Esta zona de la fosa es menos profunda que lo que pudimos ver en la gran zanja del lado sur del sitio, y tiene también una historia de deposiciones muy diferente. Es similar pero proporcionará más respuestas a nuestra comprensión de este sitio como un asentamiento fortificado. Este tipo de sitio es único en su clase, nunca se tiene la oportunidad de excavar un sitio sabiendo si estamos “dentro” o “fuera” de una muralla fortificada con el apoyo de cañones. Espero poder contar la historia de este increíble lugar y espero poder interpretar las formas en que los habitantes de St. Giles Kussoe lidiaban con vivir en una fortaleza.

También encontramos algo que podría ser la cosa más importante descubierta en el sitio hasta el momento. Incluso podría ser más importante que el foso. No he tenido aún el tiempo para entender este nuevo descubrimiento, y no he tenido la oportunidad de ponerlo en contexto con todo lo que hemos encontrado hasta ahora. Tomará algún tiempo para averiguarlo, y realmente no sabré lo que significa verdaderamente hasta que los artefactos hayan sido procesados ​​y comparados con el resto de la colonia. A pesar de que estamos tratando de poner todo lo que podamos en esta página, no podemos divulgarlo TODO!

Estaré dando una conferencia pública en Charles Towne Landing el 20 de agosto y mi tema estará centrado en el sitio de Lord Ashley. Estaré repasando las dos últimas temporadas para llegar a lo que hemos encontrado este año. Si puedo llegar a entenderlo a tiempo, revelaré entonces este nuevo y emocionante descubrimiento! Recuerdo cuando en mi primera escuela de campo en 1997, Martha Zierden nos dijo a todos que “lo más interesante de toda la temporada ocurre siempre el último día.” Casi todo el tiempo, es cierto. No sé si es una especie de alineación cósmica, o el hecho de que nos encontremos en el punto más profundo de nuestras unidades y elementos al final de un proyecto, o si es simplemente como es la arqueología. Todo lo que sé es que ha pasado esta vez, y es algo más que un artefacto o descubrimiento simple. Es algo que implica el suelo, estratigrafía, artefactos, y la historia del sitio. Incluye a la actividad durante la ocupación del sitio y posiblemente ayuda a definir el abandono del sitio, podría incluso ayudarnos a entender cómo funcionaba el foso y cómo era manejado.

Mi charla será en el Founder’s Hall (Salón de Fundadores) al otro lado del estacionamiento del Centro de Visitantes de Charles Towne Landing, el 20 de agosto a las 6:30 pm. Por favor, vengan a conocer de primera mano lo que hemos descubierto este año, ver más fotos y pasar el rato y hacer preguntas! Voy a publicar algunas fotos más de la excavación de este año en el transcurso del fin de semana.

Gracias de nuevo por seguirnos! Espero que todos hayan aprendido algo y disfrutado.

Andrew

Posted in Uncategorized | Leave a comment

27 del Junio de 2013

El foso de Lord Ashley: Un elemento único en un sitio único

Publicado el 27 de Junio de 2013 por Jon Marcoux / Traducido por Lia Farina Kerlin

Les escribe Jon. Cuando salí del campo hoy, Andrew, Nicole, Martha, Ron, y los estudiantes del College of Charleston seguían trabajando duro en la zanja de excavación sobre parte del foso. Aunque me muero por quedarme a ver cómo resulta todo, tengo que ir a casa junto a mi esposa y mis hijos de dos años y medio, y ocho semanas de edad (y sí, después de dejar a mi esposa para atender los problemas de la vida real por cuatro semanas, tengo un montón de cosas que hacer cuando llegue a casa!). Aunque estoy seguro de que Andrew preparará una gran publicación de recapitulación, pensé trazar la historia de nuestras excavaciones en el foso.

Si alguna vez han visto el programa de televisión “Los Magníficos” (The A-Team), han escuchado, sin duda, la clásica frase del Coronel John “Hannibal” Smith (George Pappard): “Me encanta que los planes salgan bien.” En cada episodio, Hannibal murmuró irónicamente esta frase (alardeando en realidad) después de que su plan había tenido éxito – un plan que, invariablemente, se desvió del plan original y que por lo general terminó con espectaculares explosiones al estilo  de la TV de los  años ‘80. Hace aproximadamente una semana, a medida que nuestras excavaciones en busca del foso avanzaban y la evidencia de su existencia se hacía cada vez más clara, mi mente inmediatamente se trasladó a Hannibal con sus puros, diciendo su famosa frase. Aquí, el lector puede sentirse libre de imaginar la explosión de tambores de aceite y  automóviles volcándose.

Suficiente introducción-  a enfocarnos en las preguntas básicas: ¿Por qué pensamos que existía un foso en el sitio? ¿Cómo buscamos evidencia del foso? ¿Cómo luce el foso en el registro arqueológico? Responderé estas tres preguntas por turno.

¿Por qué pensamos que existía un foso en el sitio?

Al principio de su investigación sobre el sitio, Andrew Agha encontró una serie de reportes históricos de finales del siglo XVII que se refieren a fortificaciones en St. Giles Kussoe (el sitio de Lord Ashley). Estos incluyen el testimonio de dos sirvientes ingleses que huyeron y buscaron asilo en la Florida española. Ambos hombres informan que la plantación de Ashley contaba con un foso, empalizada, y cuatro piezas de artillería. Andrew también indicó registros que demuestran que una porción de considerable tamaño de la reserva pública de pólvora de Charles Towne se guardaba en Lord Ashley. Uno podría fácilmente imaginar que un bien tan valioso y peligroso sólo se guardaría en un lugar seguro. En conjunto, estas piezas de evidencia histórica nos permitieron formar una hipótesis que podríamos probar con evidencia arqueológica – un foso es esencialmente una zanja grande, así que pensamos que debería haber dejado un sello arqueológico bastante obvio. Por suerte, también podríamos consultar la obra de Stanley South sobre una zanja defensiva similar o foso en el sitio de Charles Towne Landing de 1670, en busca de pistas sobre cómo buscar este elemento.

¿Cómo buscamos evidencia de la fosa?

La respuesta a esta pregunta implica a pruebas científicas y suerte. La parte de la suerte de la respuesta ocurrió cuando el propietario de la tierra derribó un viejo corral y descubrió una gran colección de objetos y fragmentos de ladrillo (algunos de los cuales están ahora en exhibición en el Charleston Museum). En 2011, la escuela de campo del College of Charleston excavó una sola unidad en esta área y se encontraron con depósitos muy profundos, pero la unidad era muy pequeña para tener una idea del tamaño y forma del elemento.

En enero de 2012, Andrew, Nicole, y yo llevamos a cabo un sondeo con magnetómetro del sitio (ver mi publicación de hace un par de semanas) e identificamos un elemento lineal que pensamos debía ser el foso. De hecho, la ubicación del foso pasaba justo en la unidad de excavación que se ha mencionado anteriormente! Es más, parecía que la unidad había sido colocada cerca o en la esquina oeste de la fosa.

Unit LocationsMapa en que se muestran los resultados del sondeo     con magnetómetro y la ubicación de las unidades de excavación de la escuela     de campo del 2013.

Este descubrimiento fortuito, y los resultados del magnetómetro se utilizaron para guiar la colocación de las unidades de esta temporada (ver mapa). Se colocó una unidad en la que se sospecha es la esquina occidental del foso, adyacente a la unidad del 2011. Colocamos una zanja de unidades estrechas con el fin de cortar a través del brazo sur del foso. El objetivo aquí era exponer el perfil completo de la fosa (una sección transversal). Finalmente colocamos tres unidades en la parte noroeste del sitio con la esperanza de encontrar el brazo norte del foso.

Este proceso de excavación de unidades con el fin de ver si nuestro mapa de magnetómetro es correcto se llama “verificación sobre el terreno.” Esto es absolutamente esencial para confirmar los patrones identificados en cualquier estudio de teledetección (GPR, resistividad, reconocimiento aéreo y por satélite, etc.). “Al freír de los huevos lo verá”, o la tierra en este caso.

¿Cómo se ve el foso “en el suelo”?

La respuesta a esta pregunta es engañosamente simple- por definición un foso es una zanja lineal excavada en torno a un asentamiento con el fin de presentar con un obstáculo a cualquier posible atacante. A menudo se combinan con una empalizada de madera o estacada erigida en el interior del foso. Las excavaciones de los fuertes de mediados del siglo XVII en la ciudad de Saint Mary, Maryland demuestran como se ve un foso en sección transversal.

schematic-fortEsquema que muestra la sección transversal     arqueológica de un foso (de la página web de Forts of St. Mary’s)St. Mary's moat-profileEsquema que muestra la sección transversal de un     foso (de la página web de Forts of St. Mary’s)

Por lo tanto, la forma básica de un foso es sencilla. Lo complicado de la cuestión radica en lo que se encuentra dentro del foso. Es decir, un foso es una estructura defensiva, pero como un  punto bajo también es un candidato ideal para que barro y basura sean depositado en él. Esto se traduce en una serie muy compleja de episodios de relleno realizados por personas y la naturaleza. Las fuertes lluvias pueden traer barro, las personas pueden tirar basura después de acumularla al terminar de barrer sus casas, las personas pueden tirar restos de una vaca después de carnearla. Además, cuando el sitio fue abandonado, la gente probablemente tiró un montón de cosas en el foso, y cuando el sitio fue reutilizado para la agricultura, la tierra tuvo que ser nivelada y los vestigios del foso borrados-al menos aquellos notorios en la superficie. Además de eso, se han identificado cerca de 25 metros lineales de foso que rodean la parte occidental del asentamiento. La basura no fue depositada de manera uniforme a lo largo de todo el foso, por lo tanto, es probable que diferentes áreas del foso tengan diferentes depósitos de basura. Esto resulta en un cuadro muy complejo, que llevará años de investigación para descifrar!

North Moat South ProfileEn el     sector norte de la trinchera, hemos podido definir los márgenes medio e interno del foso.

Los     depósitos aquí son de más de 80 cm de profundidad!

West Unit CornerWest Unit West Profile

South Trench top of moat facing southTrinchera sur mirando al sur. La mancha del foso se extiende a través de la porción superior (sur) de la zanja.

En la unidad oeste, hemos podido confirmar que la esquina del foso se encuentra en esta zona. Encontramos el punto en el margen interior en que el foso está empezando a girar hacia el norte. Temporadas de campo futuras ampliarán el trabajo en esta área. Dado que nuestro objetivo en esta área era poder confirmar la presencia de la esquina, no excavamos el relleno del foso.

South Trench southern moat edge facing westSouth Trench mostly excavatedBorde sur de la fosa.Complejas pistas estratigráficas para una compleja historia de relleno.

South Trench Stratigraphy west profile

Zanja parcialmente excavada, orientación sur.

En la trinchera sur, se confirmó la presencia del foso. Nos quedamos muy sorprendidos de lo ancho del foso fue cuando por primera vez lo descubrimos (unos 4,5 metros!). A medida que excavábamos hacia abajo, el perfil o sección transversal de la fosa se hicieron visibles. Aquí, hemos visto que la pendiente del borde exterior de la fosa tiene menor inclinación que el borde interior- al igual que en el caso de las fortalezas de la ciudad de Saint Mary! Además, hemos visto cuan compleja es la historia de llenado a través de la estratigrafía o capas de suelo en el perfil. Cada una de estas capas de suelo distintas representa un episodio diferente de llenado. El objetivo de los análisis de laboratorio después de esta temporada será ver si podemos usar los artefactos y otros datos para reconstruir la historia de relleno!

¡Qué gran temporada de campo! Tuve la oportunidad de trabajar y aprender un montón de los mejores arqueólogos en la región, tuve la oportunidad de mostrar a mis estudiantes el trabajo de mi vida, y pude conocer a un grupo de buenísimos estudiantes del College of Charleston. Estoy muy entusiasmado con trabajar en el sitio en el futuro. Realmente me encanta cuando los planes salen bien!

Posted in Uncategorized | Leave a comment

24 de Junio de 2013

¿Que comían en el sitio de Lord Ashley?

Publicado el 24 de Junio de 2013 por Nicole Isenbarger / Traducido por Lia Farina Kerlin

¿Alguna vez has viajado lejos de casa y extrañado los alimentos que normalmente comes? ¿Cómo piensas que habrá sido para estos primeros colonos que viajaron lejos de sus hogares hacia un nuevo y desconocido lugar? ¿Habrían tenido la oportunidad de comer algún alimento con el cual estaban familiarizados, o habrá sido todo nuevo? ¿Cuánta comida habrá sido enviada por barco para ellos y cuanto habrán tenido que cultivar ellos mismos? ¿Y qué pasaba si sus cosechas fracasaban- habrían tenido la posibilidad de conseguir suficiente alimento para sobrevivir? ¿Ingerían algún tipo de comida silvestre? ¿Acaso recibían algún tipo de alimento de los nativo-americanos?

Una pregunta muy común que los arqueólogos tratan de responder es ¿qué tipo de alimentos ingerían las personas del pasado? Respuestas a esta pregunta nos ayudan a aprender sobre el tipo de alimentos que estaban disponibles en el medio ambiente natural, así como también a través del comercio y el trueque. Una de las mayores incógnitas sobre el sitio de Lord Ashley es qué tipo de cultivos y alimentos plantaban y criaban en la hacienda. Una vez  que comprendamos esto, podremos dar un paso adelante y dar una mirada a todos los restos de alimentos en el sitio y determinar que plantaban y criaban versus que encontraban, cazaban y recolectaban y los alimentos por los cuales intercambiaban. Esto nos ayudará a comprender mejor el propósito de la hacienda, o qué cultivos tenían. También nos ayuda a aprender sobre cómo era el medio ambiente natural  y que alimentos y fauna silvestre estaban disponibles para ellos. Y finalmente, podremos ver que alimentos eran traídos como elementos de intercambio para comprender mejor las relaciones económicas entre el sitio de Lord Ashley y el mundo.

Los arqueólogos tenemos diferentes maneras de estudiar los alimentos que las personas consumían en el pasado. Podemos aprender mucho sobre aquello que se comía y cocinaba en el pasado mediante el estudio de trozos rotos de cerámica, vidrio, y otros artículos encontrados relacionados a la cocina, como ser tenedores, cuchillos, y ollas de hierro. De la cerámica podemos ver qué tipos de vajillas tenían –ya sean tazones, platos, cántaros 0 vasos. De esto podemos aprender sobre cómo preparaban e ingerían sus alimentos- por ejemplo, si existen muchos tazones podemos asumir que ingerían alimentos más bien líquidos como sopas o guisos. Si aparece gran cantidad de platos entonces probablemente consumían alimentos más sólidos como carnes asadas, papas, y vegetales.

Los arqueólogos también estudian los restos animales, o hueso, para determinar el tipo de animales que comían, como ser pescados, pollos, vacas y venados. También podemos descubrir el tipo de plantas que eran ingeridas mediante la toma de muestras especiales que permitan la búsqueda de semillas, polen, células de plantas fosilizadas, y los restos de las grasas de los alimentos. Excavaciones previas en el sitio de Lord Ashley encontraron evidencia de los tipos de alimentos que estos primeros colonos ingerían a finales de 1600. Un análisis de los huesos animales realizado por la Dr. Elizabeth Reitz y su alumna Sarah Bergh en la Universidad de Atenas arrojó evidencia de que ingerían una dieta a base de animales tanto domésticos como salvajes. Nosotros hemos recogido restos de animales domesticados como vacas, gallinas y cerdos; y animales salvajes como tortugas, aves salvajes, venado y pescados. Curiosamente, también hemos encontrado restos de un gato doméstico. ¿Fue este gato traído aquí para ayudar a los colonos con la caza de roedores y alimañas? ¿Era una mascota? El Dr. John Jones de la Universidad del Estado de Washington ha estudiado el polen del sitio de Lord Ashley, lo cual nos provee una imagen aún mayor de lo que consumían. El polen sugiere que en las cercanías existían árboles frutales incluyendo cerezas, ciruela, durazno, albaricoque y almendras. También es probable que en la hacienda se cultivara trigo y maíz.

Como Andrew Agha ha explicado en una publicación anterior, otra manera de aprender acerca de los tipos de alimentos que se consumían, es por medio de la búsqueda de evidencia de restos de alimentos que quedaron carbonizados sobre o se infiltraron dentro de vasijas cerámicas sin esmaltar que habrían sido alguna vez utilizadas para contener y cocinar alimentos. Para poder hacer esto debemos recoger las muestras de una forma muy específica.

En primer lugar, debemos excavar muy cuidadosamente para poder divisar las piezas de cerámica cuando aún se encuentran en la tierra, asegurándonos de no moverlas. Luego, debemos limpiar nuestras paletas para asegurarnos de que no contengan aceites de nuestras manos o suciedad alguna (no queremos que aceites/grasas de nuestras manos, almuerzo u otras partes del sitio lleguen ellas). Finalmente, con mucho cuidado procedemos a remover la pieza de cerámica con nuestra paleta limpia, asegurándonos de no tocarla, y la colocamos, con un poco de la tierra que se encontraba a su alrededor, en un sobre libre de ácidos.

El sobre se etiqueta, en lápiz de papel, con toda la información que necesitamos para saber exactamente el lugar de donde provino dentro del sitio. Estas muestras serán luego enviadas a la Dra. Eleanora Reber de la Wilmington Pottery Residue Lab (Laboratorio de Residuos Cerámicos) de la Universidad de Carolina de Norte, para buscar evidencia de lípidos (o grasas de plantas, animales y peces) tanto en la cerámica como en la tierra circundante. Nos fijamos en las grasas de la tierra circundante porque puede que se hayan infiltrado en la cerámica con el tiempo. Al observar lo que hay en la tierra, podemos asegurarnos de que lo que está dentro de la cerámica es en realidad de los alimentos que consumían y no solamente del suelo en el cual quedó luego de romperse y ser desechada.

Lipid Sample

La investigación de lípidos no se hace comúnmente en el sureste, pero ha ido ganando atractivo en los últimos años. Nosotros la hemos utilizado con gran éxito y esperamos que más investigadores comiencen a hacer estos estudios también. El sitio de Lord Ashley nos ofrece la oportunidad única de observar las interacciones con los alimentos entre tres grupos culturales – los nativos americanos, africanos y europeos. Ya hemos aprendido mucho acerca de los alimentos que se consumieron en el sitio de Lord Ashley, pero hay muchas más preguntas que responder. Hemos estado recogiendo muestras de las excavaciones de este mes y esperamos aprender más acerca de los alimentos que se cultivan y consumían en el sitio de Lord Ashley. Tal vez si establecemos los tipos de alimentos que los nativos americanos, africanos y europeos comían aquí, podremos ver cómo cambian las dietas durante toda la época colonial, mediante la comparación de los estudios de lípidos de nuestro sitio con las de otros sitios también.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

20 de Junio de 2013

entendimiento a través de artefactos

Publicado el 20 de Junio de 2013 por Andrew Agha/ Traducido por Lia Farina Kerlin

Hola a todos! Andamos bastante ocupados, la madre naturaleza continúa enviándonos tiempo difícil, lo que está retrasando un poco nuestro progreso, pero nosotros seguimos empujando! Y parece que los alumnos se están volviendo cada vez más diestros y más decididos a medida que el tiempo se vuelve más intenso, lo que es genial!Rhenish Lord Ashley

Este sitio produce artefactos, pero no en demasía. Durante los primeros años de la nueva colonia de Carolina, bienes materiales llegaban lentamente a Charles Town. Incluso los colonos más adinerados recibían cantidades de bienes inferiores a las que sus pares del siglo XVIII y XIX recibirían luego. La mayoría de las personas comía de zanjadoras de madera o peltre –ninguno de los cuales sobrevive al registro arqueológico (encontramos peltre solo ocasionalmente, y rara vez hallamos platos o utensilios de cocina). Así es que, en el sitio de Lord Ashley, cada pieza de cerámica, vidrio, pipa de tabaco, y clavo es como encontrar docenas de lo mismo en sitios posteriores. Cada pequeño fragmento nos dice mucho sobre el consumismo, el acceso a bienes, la clase económica de las personas y sobre cuáles fueron los hábitos de las personas en la década de 1670.

En los últimos días, hemos encontrado ejemplos excepcionales de artefactos del siglo XVII. Debido a que recuperamos éstos de contextos intactos, estamos informando a toda Carolina del Sur sobre cómo fue la década de 1670. Contexto, para los arqueólogos, significa un artefacto que se encuentra en un suelo determinado en asociación con otros artefactos, que pueden permitir la determinación de la datación del suelo y del tipo de  actividad que produjo el suelo/ depósitos y los artefactos que se encuentran en ese suelo. Un fragmento de cerámica proveniente de una vasija producida entre 1700-1780, por ejemplo, si se encuentra en la superficie podría haber sido puesto allí el día de ayer, o en 1850. Pero si ese artefacto fue encontrado en un pozo lleno de otro tipo de desechos, y no podemos datar los otros  desechos, entonces podemos decir que el pozo fue creado entre 1700-1780.

El contexto en el sitio de Lord Ashley es extremadamente importante, debido a que solo hemos tenido la oportunidad de estudiar muy pocos sitios del siglo XVII in Carolina del Sur. Una impresionante pieza de cerámica fue encontrada cuando empezamos a excavar el relleno del foso. Se trata de un fragmento de gres renano esmaltado a sal, que se producía en Alemania desde el siglo XVI y se encuentra el área de Charleston hasta aproximadamente la época de la Revolución Americana. Este fragmento de cerámica demuestra la destreza de la refinada mano de obra de las formas más antiguas de este tipo de artesanía. Es también conocida como Westerwald, pero recién a partir en el siglo XVIII. En dicho siglo, las decoraciones se van volviendo cada vez más estandarizadas y menos artísticas en naturaleza. Este fragmento es una muestra del lado más artístico de este tipo de cerámica. Habría sido un pequeño jarrón o vasija que contenía líquido. Estamos entusiasmados con él porque provino del relleno del foso, el cual fue depositado posiblemente cerca al final de la existencia del asentamiento, en algún momento a mediados de la década de 1680.

Este otro artefacto es una intacta cazoleta de pipa que fue encontrada en un sector diferente del sitio, pero igualmente del área del foso. La cazoleta de pipa no fue limpiada para que pudiera ser enviada, junto con su contenido, a nuestra especialista en paleoetnobotánica (una arqueóloga que identifica los restos antiguos de plantas) con la esperanza de que ella pueda encontrar semillas de tabaco! Esto será importante porque si diferentes tipos de tabaco se cultivaban entre los británicos y nativo americanos, podríamos descubrir de donde procedía el tabaco. Las semillas de tabaco se encuentran entre las semillas más pequeñas que pueden ser encontradas por un paleoetnobotánico. Estamos todos muy entusiasmados con este hallazgo! Esta cazoleta tiene también un delicado troquelado alrededor del borde de la boca y es representativa de las pipas del siglo XVII.Intact Pipebowl

Estos pocos artefactos nos dicen mucho sobre las personas que alguna vez vivieron y trabajaron en el sitio de Lord Ashley. Son ejemplos prístinos de artefactos del último cuarto del siglo XVII. Esperamos seguir encontrando este tipo de artefactos la semana que viene!

Posted in Uncategorized | Leave a comment